10 Adaptaciones de libros a la gran pantalla

¡Muuuuy buenos días momokoadictos! 🙂

Hoy venimos con una reflexión en mente… ¿Quién no ha escuchado alguna vez aquello de “el libro es mejor que la película“?

Efectivamente, TODOS lo hemos escuchado o lo hemos dicho alguna que otra vez (no os esforcéis en negarlo, no os vamos a creer). Y es que es realmente complicado que todo aquello que imaginamos al pasar las páginas de un libro y todo lo que nos hacen sentir las palabras se vea reflejado en la pantalla sin que tengamos la sensación de que se pierde algo de la esencia.

Por ello, y para desmentir (en la medida de lo posible) un poquito este tópico, me lanzo a la aventura de hacer una recopilación de 10 adaptaciones de libros al cine que consideramos, cuanto menos, dignas.

Aviso: Si quieres ver alguna de las películas no mires los vídeos, pueden contener spoilers.

¡Preparados o no, allá vamos! 😀

1. Hamlet (1996), de Kenneth Branagh

Empezamos fuerte. Vi esta película unas cuantas veces de pequeña y me causó una gran impresión. Lo que más me llamó la atención, no voy a mentir, fueron los colores (esos blancos y negros de los trajes de Hamlet, su pelo, el salón…), pero también los personajes y esa intensidad que tiene el protagonista en sus soliloquios. Esta escena es impresionante y no es un spoiler realmente, es el texto más conocido del libro, pero ¡qué intensidad!

2. Entrevista con el vampiro (1994), de Neil Jordan

Si algo me gusta de esta película (aparte del diseño de producción y la premisa, completamente deuda del libro original) es el personaje de Claudia y la interpretación de Kirsten Dunst, impresionante para su corta edad (tenía 12 años en el momento del estreno). Es fascinante el cómo tratan un personaje tan complejo, una mujer que ha visto truncado su desarrollo físico a las puertas de la adolescencia y cuya mente sigue su evolución invariablemente, quedando así desvinculados para toda la eternidad.

3. Dracula de Bram Stoker (1992), de Francis Ford Coppola

¿Con qué empezaré a hablar de esta adaptación? Con la frase más mítica de todas: “He cruzado océanos de tiempo para encontrarte”. Ay… ¡Qué zalamero es Drácula! Un no muerto que se alimenta de sangre humana, sí, pero… ¡Bah! Todos tenemos defectos. Ahora en serio, es una película realmente buena, con un elenco de actores envidiable (Keanu Reeves, Winona Ryder, Anthony Hopkins, Gary Oldman…) y con una atmósfera única, algo tétrica y oscura sin dejar de ser terriblemente estética.

4. Criadas y señoras (2011), de Tate Taylor

Esta es una de las más emotivas de todas, para mi al menos. Fui a verla al cine y no lo pude evitar, hubo momentos que me hicieron reír de verdad y al final terminé llorando como una mona. Es una película que gozó de gran éxito en su estreno y que le granjeó a la actriz Octavia Spencer un premio Oscar por su entrañable interpretación como Minny.

5. Harry Potter (2001-2011), de David Yates, Chris Columbus, Alfonso Cuarón y Mike Newell

Uno de los mayores éxitos literarios que se hayan conocido. Todos los niños a los que nos llegaron los libros de este joven mago a las manos nos arrastramos hasta el cine y arrastramos a nuestros padres con nosotros, que (aunque a algunos les cueste admitirlo), no podían evitar maravillarse ante la imaginación desbordante que sin duda tiene J.K. Rowling. A todos se nos rompió un poco el corazoncito cuando llegó el estreno de la última película de la saga. (Ay, mirad, que esto lo vimos en el cine y está grabado en 4:3… ¡Cómo pasa el tiempo!).

6. Matar a un ruiseñor (1961), de Robert Mulligan

¡Brillante! Esta película la conocí por Diseño de Producción, una asignatura de la carrera, y eso me ayudó a apreciarla más si cabe. Todo lo que se ve en la película está grabado en un set de rodaje, las casas son construcciones en un interior… Parece mentira. Lo mejor de la película es Atticus Finch, es uno de los personajes más rectos y justos que he visto nunca, que mantiene una relación muy peculiar y entrañable con sus hijos. Atticus es como un árbol, es firme y cuando aparece en pantalla sientes que te invade una enorme sensación de seguridad.

7. Blade Runner (1982), de Ridley Scott

Un universo completamente distinto, futurista, distópico, colorido y de estética ciberpunk. Si te gusta la ciencia ficción o has leído el libro es una película indispensable. Me encanta la estética de cada uno de los personajes (especialmente, cómo no, la de Pris, la replicante) y el monólogo del final de la película. Vale, este vídeo es un spoiler en toda regla, en parte al menos, porque muchos ya habréis visto el final aunque no hayáis visto la película, pero el que avisa no es traidor.

8. La joven de la perla (2003), de Peter Webber

Me encanta ver esta película, de verdad. No es una historia dinámica ni sucede mucha cosa en pantalla, es cierto, pero es puro placer visual. Cada cierto tiempo la veo porque me relaja, es como ver una sucesión de cuadros más que una película en sí, es relajante y tranquila, fácil de ver y, para mi, preciosa. Si te gusta el arte y las películas “lentas”, de época o costumbristas ésta es la tuya, creo poder asegurar que te encantará.

9. El señor de los anillos (2001-2003), de Peter Jackson

Otra de las grandes. El estreno de la primera película coincidió con el estreno de la primera película también de la saga de Harry Potter. En mi casa, mi hermano y yo discutíamos largo y tendido sobre cuál de las dos historias era mejor. Yo me colé en el andén 9 y ¾ mientras que mi hermano, como buen muggle, se decantó por la Tierra Media. Han pasado los años y con ellos la competitividad. Seré sincera y diré que siempre admiré la historia y la disfruté de principio a fin, sintiéndome un poco vacía cuando se estrenó la última película, como me pasó con Harry Potter. ¡Una aventura fantástica y repleta de acción y valores!

10. Orgullo y prejuicio (2005), de Joe Wright

¿Mítica? ¡Síii! ¿Era visto que la iba a poner? ¡Por supuesto! ¿Ñoña? ¡Un poco (ejem… bastante)! Pero qué queréis, me encanta, la verdad. Me gustó el libro, me gusta la película, tengo pendiente la serie de 1995, me gusta, ¡me gusta, maldita sea! La recreación provinciana y bucólica típica del mundo Austen es maravillosa, además de que el final está envuelto en un tono positivo y romanticón que si te pilla en un día sensiblero… se contagia. Y, sintiéndolo mucho, os aguantáis los que no la hayáis visto porque aquí va otro spoiler descomunal (avisados estáis).

Esperamos que os hayan gustado nuestras opciones de la lista. Comentadnos cuántas habéis visto de la lista o si estáis de acuerdo: si se nos ha quedado alguna fuera (indudablemente) o si le tenéis especial manía a alguna de estas diez.

¡Somos todo “oídos”! 😉

(Visited 1 times, 1 visits today)
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Premio Samaruc a Mejor Libro Infantil 2016

16 Junio, 2016

INFIERNO de La Divina Comedia, Análisis

16 Junio, 2016